Silvia Gómez evoca la figura del músico santiagueño Fortunato Juárez

A 20 años de la muerte del compositor santiagueño Fortunato Juárez su sobrina nieta, la cantante platense Silvia Gómez que el año pasado lo tributó con el álbum “¿Qué me has hecho chacarera?”, recuerda ese legado y anuncia el deseo de encarar un documental acerca del músico.

Juárez fue guitarrista y compositor nacido el 9 de enero de 1925 y aunque un accidente de trabajo en una empresa textil en la capital provincial lo privó de una falange del índice de la mano izquierda, eso no le impidió seguir tocando y cantando.

Con el conjunto Los Hermanos Juárez recorrió el país llevando la música tradicional santiagueña a la que se incorporaban sus composiciones y las de Higinio Juárez.

Muchas de esas creaciones han trascendido el tiempo y el contexto como “Bienhaiga con el mocito”, “Para mi pago”, “De ahicito”, “Así era mi mama”, “Loretano soy”, “El violín de Tatacu”, “Chacarera del chilalo”, “El Huajchito”, “Sumampa viejo”, “Plaza Libertad”, “Soy santiagueño que vuelve”, “El linyerita” y “Paisanita de mi pago”.

El músico y compositor falleció en Santiago del Estero el 7 de septiembre de 2000 habiendo dejado no solamente el legado de su repertorio sino una silenciosa pero fecunda tarea en la formación de nuevos artistas folclóricos.

“Fortunato Juárez es una de mis más grandes influencias y uno de los referentes que nos mostraron cómo hacer música desde el lado de adentro”, asegura Gómez durante una entrevista con Télam.

Silvia es una estupenda cantante que después de haber registrado otros tres álbumes en solitario: “Tras la esperanza” (2004), “Notas de familia” (2008) y “Andar” (2014), llegó a este homenaje a su tío abuelo reponiendo “obra no muy conocida o nunca registrada ya que tengo una historia musical muy vívida desde muy pequeña con Fortunato”.

En el mismo sentido, la intérprete apunta que con “¿Qué me has hecho chacarera?”, nominado a los Premios Gardel 2020 como Mejor Álbum de Artista de Folclore, “logré plasmar algo largamente pensado y buscado para darle un perfil al repertorio para así dejar un testimonio acerca de lo que es la historia y la obra de Fortunato Juárez”.

En el disco en cuestión, Silvia registró 13 piezas donde conviven distintas experiencias de Juárez como autor con cuatro piezas compuestas en solitario: “Loretano soy”, “Qué te pasa corazón”, “Chacarera de los bichos” y “Por tu culpa”.

Pero además se integran otras que lo unieron con Orlando Gerez (“Para mi pago” y “Mentido amor”), con Onofre Paz (“El sacha chango” y “¿Qué me has hecho chacarera?”), con Ezequiel Espínola (“Tristezas de un corazón”), José Alberto Pérez (“Inti Sumaj”), Raúl del Carmen Maldonado (“Sol de mayo”), Fausto Segovia (“Zamba para chiquita”) y Cristóforo Juárez (“Pancho Raco”).

Del registro tomaron parte Bernardo Bogliano (guitarra y arreglos), Nicolás Marini (bajo y voz), Gastón Ibarguren (percusión) y Luis Gómez (bombo legüero) y tuvo como invitados a Néstor Garnica, Lilián Saba, Marcelo Chiodi, Fernando Rossini, Javier Ordoñez, Ignacio Giusti, Néstor y Omar Gómez.

Otro logro del material es que muestra que el universo sonoro de Juárez iba más allá de la chacarera, regala cuatro temas inéditos, la vidala “Mentido amor”, el gato “Sol de mayo” y las zambas “Qué te pasa corazón” y “Zamba para chiquita”.

¿Cómo se fue dando ese acercamiento actual a semejante obra?

Yo admiré la forma de Fortunato de describir un lugar y un sentir con un amor enorme, profundo y tan inocente a la vez que hasta me resultaba ajeno. Deseché temas por tener una mirada machista o patriarcal de la época y además no podía pretender cantar ese repertorio como lo hacía a mis 14 años.

Y sin embargo suena actual…

Cada cual tiene su propuesta, pero quiero acentuar que está hecho desde la actualidad porque aparecen nuevos exponentes y lenguajes y uno comprende que hay otra forma de llevar adelante un estilo, una manera de hacerlo con respeto, pero con mirada propia. Por eso con los músicos de mi grupo decidimos tomar un lenguaje anterior, pero con los arreglos de hoy y haciéndose cargo que uno está pisando sobre el asfalto.

¿Qué te acordás de Fortunato?

Era uno de los más chicos de 16 hermanos, el primero fue mi abuelo paterno que lleva apellido Gómez. Fortunato viajaba mucho de Santiago del Estero a Buenos Aires y los chicos de la familia pasábamos los veranos allá así que tuvimos mucho contacto.

¿Es por ese lazo que querés hacer un documental sobre él?

A Fortunato lo seguí viendo toda la vida porque hasta último momento él siguió viniendo a Buenos Aires, recordarlo es una manera de también contar esta vida familiar tan ligada a lo musical y por eso estamos tratando de darle forma a ese proyecto. De hecho, al desarmar la casa de mis padres uno de mis hermanos encontró un VHS con mi tío abuelo hablando sobre su vida y además grabé una entrevista con Orlando Gerez. Sería otra manera de dimensionar una obra que tiene un centenar de canciones pero que está guardada en la Sociedad Argentina de Autores y Compositores (Sadaic).

FUENTE: Télam

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s