Presentan video para recordar a Vitillo Ábalos

Ayer 19 de octubre, se cumplió un año de la muerte del bombisto, músico y bailarín santiagueño Víctor Manuel “Vitillo” Ábalos (1922-1919), uno de los grandes referentes de la música popular argentina, quien será homenajeado por un conjunto de artistas con un video este sábado a las 21hs en el programa “Folklore Club” del Canal de la Música.

La bailarina Elvira Aguirrebarrena y los músicos Juan Gigena Ábalos, Rocío Sanjurjo Ábalos y Dario Barozzi, serán los protagonistas de este trabajo audiovisual que cuenta con edición de Eduardo Fisicaro, animación de Daniel Marín y producción general de El Jume.

Vitillo falleció a los 97 años, fue el último de los sobrevivientes del emblemático quinteto Hermanos Ábalos y con su talento, su profundo conocimiento sobre cuestiones criollas y su espíritu joven conmovió a diferentes generaciones.

Víctor Manuel Ábalos -su nombre completo- nació en Santiago del Estero el 30 de abril de 1922 de una familia de músicos. Debutó como solista a los 12 años en la compañía del investigador y prócer Andrés Chazarreta, que en la década del 20 sorprendió con su espectáculo criollo a la intelectualidad porteña. Allí, Vitillo descubrió la raíz del arte popular y aprendió a bailar 40 danzas folclóricas argentinas.

En 1938 fundó el histórico conjunto con sus hermanos Machingo, Adolfo, Roberto y Machaco. Fueron los creadores y recopiladores de clásicos del cancionero popular como “Agitando pañuelos”, “Chacarera del rancho”, “Nostalgias santiagueñas”, “Zamba de los yuyos” y “Carnavalito quebradeño”, entre más.

Los Hermanos Ábalos llegaron al Festival de Cosquín en 1966 y se despidieron de esa espacio en 1997. Sin embargo, el bombisto volvió al escenario cordobés en 2011 como invitado de otro santiagueño, Raly Barrionuevo.

La agrupación influyó en la música popular desde su mirada innovadora de la tradición y su formación de piano, guitarra, bombo y zapateo, que le dio un sonido original. Los antiguos vinilos de los Hermanos Ábalos, en tiempos donde la información circulaba a paso cansino, formaron a cientos de folcloristas.

Los discos del quinteto apenas se consiguen; incluso la figura de Adolfo, el Ábalos que más trascendió, es ajena para la industria y los grandes medios.

“No se puede amar lo que no se conoce”, dijo a Télam Vitillo, cuando hace unos años fue consultado acerca de la indiferencia de parte del público contemporáneo a la inmensa tradición de los Hermanos Ábalos.

A lo largo de su vida Vitillo cantó para dos Papas, tomó parte de un video clip junto a Roger Waters (Pink Floyd), de un ciclo televisivo en Japón junto a The Beatles y Arthur Rubinstein, en 1966; y hasta tuvo la oportunidad de zapar con el trompetista Louis Armstrong en un bar de Manhattan durante la gira del grupo, en 1951.

Parte de esas andanzas pueden apreciarse, por ejemplo, en el documental “Ábalos, una historia de 5 hermanos”, dirigido por Josefina Zavalía Ábalos.

FUENTE: Télam

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s