Costillar al asador a la llama, cómo prepararlo

Si te gusta que, luego de llevar la comida a la mesa, alguien grite “¡Un aplauso para el asador!”, esta es tu oportunidad.

El asado tiene distintos procedimientos (y algunas mañas de los asadores), pero este costillar al asador será seguramente un reencuentro que podremos disfrutar en familia o con amigos.

Para realizar este costillar precisaremos unos 8 kilos de carne, sal parrillera y 35 kilos de leña blanda (lo ideal es el espinillo).

Pasos para preparar el costillar

Algo muy importante es anunciarle al carnicero que la carne que estamos comprando se va a utilizar en un asador de pie. Una vez en el lugar donde lo vamos a asar, salamos nuestra carne con abundante sal parrillera. Para que la sal se pegue mejor, previamente podemos mojar con los dedos la carne, de este modo se adherirá sin problemas (formando una costra) y no caerá cuando lo movamos.

El fuego

Mientras dejamos la carne aproximadamente una o dos horas fuera de la heladera, vamos prendiendo un fuego con leña. Lo ideal es que el diámetro de los troncos no sea superior a los 15 centímetros. Recordá que la carne debe ser la que colocamos del lado de la cruz. Si es necesario la podemos sujetar con alambre rodeando el hueso. Entre los “profesionales”, muchos afirman que conviene enganchar la parte más gruesa en la parte alta de la cruz, que es donde se va a dirigir la punta de la llama.

Cuando el fuego ya está encendido clavamos la cruz, con los huesos mirando hacia el fuego, a unos 80 cm y la inclinamos un poco hacia la llama. Es muy importante estar siempre atentos a la disposición del viento, el cual puede cambiar y generar problemas con la llama. Otra cuestión importante para que el calor se expanda de forma regular es colocar brasas en el piso (debajo de la carne).

El costillar lo cocinamos entre una hora y media o dos del lado del hueso hasta que lo veamos bien dorado. El punto justo para darlo vuelta es tocar la carne, si está tibia es momento de girarlo y dejarlo por otras dos horas.

Otro punto que hay que tener en cuenta es que la cocción de las costillas debe ser pareja, por lo que habrá que ir agregando constantemente los leños para mantener la llama viva, aprovechando los que ya se convirtieron en brasas para mantener el calor alrededor del costillar.

FUENTE: Radio Mitre

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s