¿Quién fue el Rey Momo?

En la antigua Roma se rendía culto a un dios llamado Momo, que según la leyenda era el dios de las chanzas y de las burlas; hijo del sueño y la noche; era en fin el dios de la locura que con chistes y agudezas y con mímica grotesca, divertía a las mil maravillas, a los excelsos dioses del Olimpo.

La historia de Momo es asociada con un compañero de él llamado “Como”, cuyos adoradores andaban en las noches corriendo con antorchas encendidas, coronados con flores, enmascarados y cantando al son de instrumentos musicales.

Era hijo de Hipnos y de Nix o de Eris. Momo era el dios de las burlas, los chistes y las bromas. Se encargaba de hacer reflexionar con sus críticas, aunque de manera sarcásticas, a los hombres y también a los dioses.

Momo es considerado el protector de los escritores y los poetas. Una vez, bromeó sobre unos inventos que habían creado los dioses Poseidón, Hefesto y Atenea. Poseidón había creado al toro y Momo se burló de él por haberlo hecho con los cuernos mal puestos. De Hefesto se rio porque su obra, el hombre, le faltaba una ventanilla en el corazón para poder ver sus intenciones y pensamientos más profundos. A Atenea la criticó porque la casa que había construido era demasiado pesada por si al dueño le provocaba trasladarla por la molestia de sus vecinos.

Estas burlas de los dioses fueron las últimas que toleraron de Momo, que de manera inmediata fue expulsado del Olimpo. También se dice que se burló de Afrodita porque hablaba mucho y porque sus sandalias hacían ruido al caminar.

Momo representa la crítica jocosa y la burla inteligente. Habitualmente se le personifica vestido de arlequín, escondido tras una máscara que levanta de los rostros de otros, o del suyo, y acompañado de una de sus manifestaciones con un palitroque terminado en forma de cabeza de muñeco, representando su demencia.

El carnaval tiene su origen en las fiestas paganas que se realizaban hace al menos 5.000 años en Sumeria y Egipto y en las ciudades del Imperio Romano, que veneraban a Saturno, dios de la cosecha. Eran ritos de purificación, se celebraban en el mes de febrero. En estos festejos los romanos se entregaban a las actitudes de un dios de la mitología griega, Momo, dios de la burla y la locura, famoso por divertir a los dioses del Olimpo con sus críticas agudas.

Tiempo después, en la Edad Media, ya era tradición que en las llamadas “fiestas de la locura” la gente gastara bromas en lugares públicos ocultándose por completo con un disfraz. La Iglesia Católica trató de frenar la tradición, aunque sin éxito. De esta forma los carnavales fueron incorporados al calendario cristiano y concebidos como un período de excesos permitidos antes de la rigurosa Cuaresma. Las celebraciones duraron hasta tres días antes del Miércoles de Ceniza. Estas costumbres se difundieron desde Roma hacia Europa y más tarde llegaron a América junto con la llegada de los conquistadores.

FUENTE: culturizando.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s