Mendoza: Alta Montaña abrió con el folclore en su máxima expresión

Este sábado 5 de febrero inició en el Camping Municipal de Uspallata el festival lasherino que fue disfrutado por miles de familias, y que tuvo a Los Trovadores de Cuyo como figura central.

Las comadres y los viñateros, las reinas, princesas y los chacareros. Los niños, las niñas, los pibes y las pibas. Los comerciantes, turistas, estudiantes y universitarios. Si hay una fiesta que pueda reunir a todo un pueblo, en un lugar que estira sus brazos para abrigar a quien quiera celebrar la tradición, venga desde cualquier rincón del país o del mundo; esa es la que cada febrero, desde hace 32 años, se da en el valle de Uspallata, en Las Heras provincia de Mendoza.

El Festival de Alta Montaña vivió este fin de semana su edición 2022, y el escenario ubicado en el Camping Municipal de Uspallata se abrió, generoso, al encuentro. Para la apertura se propuso renovar las raíces más auténticas del folclore, con un ovacionado cierre a cargo de Los Trovadores de Cuyo.

El intendente de Las Heras, Daniel Orozco, participó de esta primera noche festivalera, junto a autoridades municipales y provinciales, así como la reina y la virreina departamentales de la Vendimia 2022 y miles de personas que disfrutaron de la música, la danza y también degustaron comidas típicas y muchos tal vez se llevaron a sus casas artesanías locales que compraron en la feria instalada en el predio.

Con la tradicional apertura de la Banda de Música y Guerra del RIM 16, que ingresó desde las puertas del Camping Municipal y desplegó su marcha cívico-militar hasta el escenario, dio inicio este sábado 5 la 32° edición del Festival de Alta Montaña.

Pasadas las 20.30hs, Los Hermanos Veas iniciaron la seguidilla folclórica que iría a destacarse en la grilla artística del encuentro. Luis y Benjamín Veas, acompañados en guitarra por Enrique Flores, no podían faltar en el escenario que los recibe como en casa, y ofrecieron su nuevo repertorio. La dulce voz de Tobías, nieto de Luis, tomó protagonismo una vez más para enternecer a la platea con sus zambas y cuecas. Y para confirmar que el folclore es herencia sagrada en esta familia de artistas uspallatina.

Los versos más representativos del cancionero popular argentino dirían presente con Desiertos Poetas, debutantes en el festival. Versiones de clásicos folclóricos entregó este talentoso grupo liderado en voz por Celeste Olivares, que hace un año inició el proyecto cuya intención es homenajear a los grandes poetas de nuestra historia reciente latinoamericana.

Linaje vino a poner calor y baile a la velada a fuerza de zambas, cuecas y chacareras que invitaron al primer grito cuyano. Los jóvenes Lucas Matías, Cristian Osorio, Matías Páez y Agustín Muñoz refrescan el folclore norteño y de la región con su propuesta en escena. Y volvió la danza a través de una actuación de raíces folclóricas argentinas con influencias bolivianas que mostró el ballet Nuevo Renacer, integrado por una veintena de jóvenes dirigidos por el profesor Rodrigo López.

Llegaría el momento para una de las agrupaciones más aplaudidas de esta jornada de apertura de Alta Montaña, y sería cuando el predio ya estaba casi completo en su capacidad. Mendocinos de pura cepa, Los Viracocha pisaron fuerte las tablas para elevar la temperatura nocturna que oscilaba entre los 10 y 14 grados.

Apadrinados por el maestro Juan Carlos Saravia, Los Viracocha llevan casi 25 años de carrera, y con Horacio Reitano al frente volvieron renovados al festival lasherino. El público agradeció su presencia, acompañando con palmas y aplausos su repertorio de zambas, cuecas, gatos y chacareras, que incluyó un homenaje al célebre Horacio Guarany con “Del Cúcharo” que todo el mundo cantó.

En una fiesta que celebra las tradiciones como ésta, no podían faltar quienes echan raíces y hacen crecer nuestra cultura. Así fue como desplegó su amor por el folclore el Ballet Huellas de Uspallata, un grupo de adultos mayores que –dirigido por Marcelo Ruiz desde hace siete años- entregó valsecitos, cuecas y hasta un malambo a la platea.

El violín tuvo su rol protagónico en la presentación de Mendukos. Formada en 2015, la agrupación liderada por el cantante y movilero radial Pablo Gamba ofrece un estilo particular a la hora de rendir pleitesía al folclore nacional. Y lo hizo con un repertorio festivo, copado por chacareras y carnavalitos que no dejó a nadie quieto en su lugar.

La fiesta continuó a puro zapateo y ponchos al viento con la Escuela de Arte Folclórico Fortín Huarpe, a cargo de la profesora Claudia Mariela Montigel.

El cierre de esta primera jornada festivalera fue bien cuyano, con gatos, cuecas, tonadas y cogollos que regó de mendocinidad el predio del Camping Municipal de Uspallata. Los Trovadores de Cuyo, emblemas de la cultura de esta tierra sanmartiniana, brindó un recital cargado de poéticas de la región que fue celebrado por el público.

No faltó casi ningún clásico por cantar y tocar. En formato cuarteto, “Los Trova” recordaron al folclorista Ariel Flores, uno de sus integrantes fallecido en noviembre de 2020; brindaron por el cumpleaños de Fernando Aguilar y reavivaron su conexión con el público, al que ya forman parte de una misma familia.

El ritual se había repetido. Como en una vuelta a empezar, como si el tiempo se hubiese detenido, ahí estaba la más fiel y tradicional agrupación sellando a fuego el casi centenario mandato de hacer perdurar el origen del folclore cuyano.

FUENTE: Gobierno de Las Heras

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s