Juan Falú y Nadia Szachniuk inventan un diálogo necesario entre los “Falú”

La guitarra, el canto y la poesía, tres elementos constitutivos de la identidad cultural argentina que el apellido Falú encarna con peso propio, afloran con sobrecogedora belleza en el reciente disco donde obras de Eduardo y Juan son ejecutadas por el tucumano y cantadas por Nadia Szachniuk.

Bajo el título “Falú”, la placa propone 16 estaciones que son, al mismo tiempo, un viaje a la tradición compositiva de excelencia, un tránsito posible hacia renovadas formas expresivas que abrevan en aquel legado y un camino posible (y deseable) para proyectarnos como comunidad dispuesta a la aventura de la creación.

Hay en este repertorio reunido familiarmente y ofrecido como alimento espiritual y estético un alegato que atraviesa el tiempo, que naturalmente a golpes de talento instaura un mañana.

Esa potencia que se resiste a ser conjugada únicamente en pasado, muestra sus filos gracias a la siempre inusitada interpretación musical de Juan y a la impecable performance vocal de Szachniuk, capaz de brillar e incorporarse naturalmente a ese diálogo para expandirlo.

Es que el cancionero donde se reconoce una huella que también es apuesta, viene a encontrar a tío Eduardo y sobrino Juan como no pudo ser posible en vida del artista salteño fallecido a sus 90 años en 2013, de un modo que ambos se merecían largamente.

El disco “Falú” llega entonces para saldar desencuentros personales y políticos que -con la historia argentina y sus rebeliones como telón de fondo- hicieron mella en la vida familiar y musical.

Y aunque Juan ha sabido tocar y difundir buena parte de la obra de Eduardo, este trabajo abraza unas obras surgidas del mismo cauce parental que, en un sentido más amplio y más justo, son fruto de un mismo territorio sonoro, temporal y simbólico.

La demorada reunión entre Eduardo (nacido el 7 de julio de 1923 en la localidad salteña El Galpón) y Juan (10 de octubre de 1948) tiene como lazo la voz salteña de Nadia en una mesa a la que también se sientan Jaime Dávalos, Pepe Núñez, Jorge Marziali, Teresa Parodi, Hugo Roberto Ovalle y Néstor Soria con sus textos para así instaurar una fiesta de memoria, de identidad y de sentido.

La placa se grabó entre el 14 y el 18 de diciembre pasado en CIAM (Tecnópolis) juntando a Szachniuk (en voz y caja) con la guitarra de Juan Falú, quien además canta un fragmento de “Río de Tigres”, romántica pieza que su tío compuso junto al también salteño Dávalos.

La dupla Falú-Dávalos, una de las más brillantes y certeras de la música popular argentina, se anota en otros seis temas del volumen: “Oro verde”, “Milonga del alucinado”, “Canción del Paraná”, “Resolana”, “La nostalgiosa” y “Las golondrinas”, mientras que el aporte de Eduardo al volumen se completa con “El rienda suelta” (con letra de Ovalle).

Juan, por su parte, regala versiones de sus creaciones “Cantorcita” y “A San Juan” y comparte dos obras con Núñez y Marziali: “Gato panza arriba” y “Letanía por Juana” (con textos del poeta salteño pero tucumano por adopción) y “Huella de la Siembra” y “La de Kayham” (creadas en yunta con el mendocino).

El universo folclórico escogido para este lance añade la “Zamba del arribeño” (escrita por Soria) y la “Vidala del que no está” (compuesta junto a la correntina Parodi).

“Falú” tiene previstas tres veladas de presentación en una serie que comenzará el viernes 27 de mayo desde las 21.30hs en La Usina Cultural salteña (en la boletería del espacio sito en España y Juramento de la capital provincial).

Una noche después, el registro sonará en vivo a partir de las 22hs en el tucumano Centro Cultural Virla, con localidades en venta en reducto ubicado en 25 de Mayo 265 de San Miguel de Tucumán.

La última función prevista hasta ahora tendrá lugar el miércoles 8 de junio a las 19hs en el porteño Centro Cultural Kirchner, con acceso gratuito a través de la página web oficial.

Esas actuaciones en vivo vendrán a cerrar el arriesgado y edificante juego de espejos planteados desde la honda provincianía del terceto involucrado en una recreación capaz de fundar una lengua sensible para re-conocernos.

FUENTE: Télam

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s