Se cumplen 96 años de la primera publicación de Don Segundo Sombra

El 1 de julio de 1926 se publicó por primera vez en San Antonio de Areco, la novela Don Segundo Sombra, de Ricardo Güiraldes. Esta obra es uno de los mejores ejemplos de literatura gauchesca en prosa y está considerada un clásico de la literatura argentina. Los gauchos son el centro de la obra, que ofrece un retrato mitificado e ideal de estos individuos. Además, esta es una muestra perfecta de lo que fue la novela hispanoamericana a principios del siglo XX.

El apego a la tierra

La novela está narrada como si fuera una biografía. Aunque el personaje de Don Segundo Sombra es ficticio, parece que estuvo inspirado en una persona real que Ricardo Güiraldes idealiza en esta novela. Concretamente fue Segundo Ramírez quien inspiró a Ricardo Güiraldes para escribir su obra y, de hecho, en el primer párrafo realiza una descripción del mismo bastante precisa. Este individuo fue resero de la familia del escritor, quien causó un gran impacto en él. Sin embargo, pese a estar basado en una figura real, el Segundo de la obra es más una idea que un hombre, tal y como explica el autor en el libro. En definitiva, Ricardo Güiraldes buscaba realizar una síntesis de una serie de valores que consideraba ideales.

Estos valores se centraban en los de unos personajes que tienen que trabajar duramente para adaptarse a las difíciles condiciones de la vida rural, que el autor opone al estilo de vida burgués, clase social a la que pertenecía. La estructura de la obra es de tipo episódico y en ella Ricardo Güiraldes nos muestra la evolución de Fabio Cáceres, el protagonista. A lo largo de la trama se convierte de niño en hombre; de guacho a gaucho. En este sentido Don Segundo Sombra viene a ser la edificante historia de un viaje iniciático, una novela de transformación en la que Fabio descubrirá la relevancia de ciertos valores como la lealtad, la tolerancia, el honor o la valentía.

Gracias a las dificultades y problemas que se encuentra a lo largo de su camino, Fabio logra madurar y convertirse en un buen hombre. En todo el camino está acompañado por su padrino, Don Segundo Sombra, con quien recorrerá el campo y aprenderá la vida que este le deparará. No obstante, la vida campestre es mostrada de manera idealizada, pese a la dureza de la misma.

El viaje de Fabio dura cinco años y suele mencionar a Don Segundo como si se tratara de un fantasma, una sombra que lo guía a lo largo de su camino hacia la madurez. Así, se convierte en una especie de esencia o espíritu de lo gaucho, el cual enseña las maneras que definen a estos individuos. Con esta guía Fabio aprende cómo son las diferentes tareas rurales, como el resero, el baquiano y el domador. También adquiere la indumentaria propia del gaucho y consigue su caballo.

Asimismo, Fabio también realiza un viaje espiritual, todo un rito iniciático que le hace pasar por diferentes etapas hasta completar su transformación. Esta se manifiesta de manera física y mental, completando el carácter del chico. Adquiere una moral y un espíritu que le permite luchar y resistir, aceptar los acontecimientos tal y como son para encararlos; también logra fuerza moral para las relaciones, una desconfianza hacia el alcohol y las mujeres, prudencia con los extraños y una gran confianza en los amigos.

Así es cómo surgen los hombres de provecho, útiles para quienes les rodean y con una personalidad cabal que le impide caer en lo vano y en lo vacuo. Este cambio solo es posible con la guía, aunque fuera espiritual, de Don Segundo a lo largo de todo el viaje del protagonista. Don Segundo Sombra mitifica la figura del gaucho como sinónimo de hombre libre, individualista e independiente.

En definitiva, Don Segundo Sombra es una novela que apuesta por presentar de manera idealizada la forma de vida del gaucho y que muestra como positiva la vida rural, la cual da forma a individuos de provecho y los forja con una personalidad caracterizada por la sensatez. Así, esta es una novela que hay que leer para descubrir este mundo que solo se encuentra en Argentina y para disfrutar de un clásico muy necesario en los tiempos en los que vivimos. Una lectura amena y que engancha desde el principio.

FUENTE: Cicutadry

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s