“Pachamama” ceremonia ancestral en el norte argentino

A partir del lunes 1º de agosto y hasta 31 se celebra en el mundo andino, en muchas otras comunidades y ámbitos urbanos el tiempo de la Pachamama, tiempo de agradecer por lo recibido.

Pacha es un término quechua y aymara que significa: cosmos, tiempo, espacio, mundo, universo es muy profundo difícil de traducir. Habitualmente se relaciona la palabra compuesta Pachamama como “Madre tierra” en español desde el sentir amoroso del hombre y la mujer de las montañas, pero tiene un sentido más amplio y complejo, abarca la totalidad del tiempo y del espacio universal.   Pachamama está compuesta por espacios que son los siguientes; Ukhu Pacha el espacio de adentro-abajo, Kay pacha este espacio donde estamos viviendo. Hanan Pacha, el espacio de arriba y el Hawa pacha ese lugar que rodea a todo, dicen los abuelos que aún no perdieron su lengua originaria, ya que en la palabra está la sabiduría. 

En este gran espacio donde hoy vivimos todo es femenino y ella es la Gran Madre originaria de la Tierra, que controla las potencias de la naturaleza. Es la esencia femenina dadora de vida creadora de todas las cosas que tú puedes ver.

Ella es la Madre de esos tiempos, de esos espacios.  La verdadera palabra que nos remite a la Tierra es Hallpa en quechua o runa simi, es por ello que debemos entender y conocer a quien le hacemos la ceremonia. La Pachamama representa a la Tierra y todo lo que vive en ella, pero no solo el suelo o la tierra geológica, así como tampoco solo la naturaleza; es todo ello en su conjunto, es decir el mundo de los pájaros, de las plantas, de los seres de adentro de la tierra etc. No está localizada en un lugar específico, pero se concentra en ciertos lugares como manantiales, vertientes, o apachetas. Es una deidad inmediata y cotidiana, que actúa directamente, por presencia y con la cual se dialoga permanentemente, ya sea pidiéndole sustento o disculpándose por alguna falta cometida en contra de la tierra y por todo lo que nos provee.

La Pachamama es la fuerza germinadora de la naturaleza, también es la dadora de medicinas para el bienestar de nuestro cuerpo, de nuestro espíritu, ajayu-nuna, gracias a ella estamos sanos cada día.  Los abuelos y abuelas nos dicen, así como los mortales que cobija, ella también siente hambre y sed, ella está viva en su totalidad. Cuando empieza agosto los pueblos andinos nos preparamos para dar de comer a la Madre Tierra, ella es la madre de todos los espacios. Es una deidad protectora y proveedora de todos los seres humanos, posibilita la vida y favorece la fecundidad y la fertilidad. A cambio de esta ayuda y protección, el pastor de la Puna meridional está obligado a ofrendar a la Pacha parte de lo que recibe, no solo en los momentos sitios predeterminados por el ritual sino, particularmente, en todos los acontecimientos culturalmente significativos, configurándose así una suerte de reciprocidad.

¿Cuándo hacemos la ceremonia?

Ya por la noche del 31 de julio sahumamos. Algunos le dan de comer en la madrugada antes que salga el tata inti (padre sol) otros a la mañana, esto varía según las regiones, según las costumbres de cada comunidad, de cada ayllu o familia, en mi pueblo del norte jujeño le dan de comer al mediodía como una persona. Para ello, se abre la boca de la tierra de forma circular, luego se adorna con flores, se sahúma con KHOA (hierbas andinas que se usan para purificar y limpiar espacios) y otras hierbas de la zona, para luego dar todo tipo de comidas y bebidas. En la zona de Jujuy en su mayoría debe estar cocida. Lo primero que brindamos son hojas de coca, chicha, agua, alimentos naturales sin químicos, alimentos dulces y otros que tengamos en nuestras regiones. Este acto es acompañado de agradecimientos e invocaciones, cantos a la Pachamama con la cajita coplera.

¿Qué es el ayni?

El ayni en quechua o runa simi es la reciprocidad, es un intercambio para nuestros pueblos andinos, es muy importante cada acto o actividad de una persona condiciona o es consecuencia del acto de otra persona, así en todo momento estamos dando y recibiendo, pero antes debemos aprender a dar primero, aprender de la pacha. Es por ello que debemos compartir con la Pachamama y con cada uno de nuestros hermanos y hermanas del camino.

Los abuelos y abuelas dicen en la vida todo fluye a veces recibimos y otras damos; la interacción de las dos fuerzas genera vida. Hay que saber dar agradeciendo por todo lo que recibimos. Agradecer es saber recibir; recibir el brillo del Padre Sol, la fuerza luna, la fuerza de la Madre Tierra, es importante saber recibir el fluir de la Madre Agua y todo lo que la naturaleza nos da.

Para recibir hay que ser agradecidos dicen las abuelas, para cosechar hay que sembrar y nosotros sembramos en este mes de agosto porque la boca de la gran Madre Tierra, y todos los espacios están abiertos para escucharnos para recibir, percibir todo lo que estemos dispuesto a entregar, a sembrar con amor, aunque sea solo una semilla y un vaso de agua, ella siempre te lo devolverá multiplicándolo porque ella es abundancia viviente.

Hoy en este tiempo ya despidiendo a la pandemia, diríamos en nuestra lengua quechua que Pachamama es Pachayachachiq es la que sabe, la que nos enseñó a sanar desde lo sobre natural y cósmico.

Gracias a la Pachamama pudimos cuidarnos con plantas medicinales, raíces medicinales, con alimentos, ella nos enseña que debemos comer en cada época del año, justamente ella da el fruto que necesitamos de acuerdo a nuestros contextos, solo debemos observar abrir bien los ojos y sentidos para mantener el equilibrio y estar en armonía con la naturaleza.

Es tiempo de recuperar nuestras memorias ancestrales, nuestras palabras originarias y nuestras medicinas ancestrales. Es tiempo de pensarse abundante, pensarse sanos y hacerse uno con la Pachamama. Con la Madre del tiempo y espacio.

Amalia N. Vargas. PukioSonqo.

Lic. en Culturas Tradicionales. Prof. Danzas Folklóricas y Bellas Artes. Magister en Cultura y Sociedad (Sistemas de Creencias).

Fuentes: Vargas Amalia N. (2020) Rituales de vida y muerte en el mundo andino. Editorial Biblos Argentina.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s