Designaron a las nuevas autoridades del INAMU

El Instituto Nacional de la Música (INAMU) informó la designación de las nuevas autoridades para la gestión 2022-2026: el músico Buco Cantlón asume como presidente y la cantautora y gestora cultural formoseña Charo Bogarín como vicepresidenta. Ambos poseen una extensa trayectoria como artistas, en la gestión de producciones independientes, con una participación activa en proyectos colectivos y un conocimiento real sobre las condiciones en las que se desarrolla la actividad musical en la actualidad.

De esta manera el INAMU consolida una idea central desde su surgimiento, y que ha dado excelentes resultados: la conducción del organismo la realizan sus protagonistas, los artistas musicales. Porque son los músicos, músicas y músicxs quienes conocen verdaderamente cuáles son sus necesidades y desafíos en la búsqueda de la libertad e identidad artística y la defensa de sus derechos.

Buco Cantlón, presidente

Con más de 25 años de trayectoria como músico independiente, organizó recitales en todo el país y en el exterior, trabajó en gestión y desarrolló la agrupación Lash Out. También participó de bandas como Boom Boom Kid, entre otras. Fue el principal motor para la creación del Banco Nacional de Música Independiente, herramienta para la difusión de música producida en forma independiente en los medios de comunicación que actualmente administra el INAMU. Participó desde sus comienzos de las Comisiones Directivas de la Unión de Músicxs Independientes (UMI) y de la Federación Argentina de Músicxs Independientes (FA-MI). Ha dictado conferencias sobre la gestión musical y las nuevas tecnologías, entre otros temas, en distintos encuentros y eventos nacionales. Formó parte del equipo docente del Seminario Música & Autogestión de la UMI en la Facultad de Artes (UNLP).

Charo Bogarín, vicepresidenta

Posee más de 20 años de trayectoria como música, cantautora y compositora. Es Comunicadora Social y Gestora Cultural. En 2001 fundó Tonolec junto al productor musical Diego Pérez, con quien desarrolló un proyecto autogestionado fusionando el folclore y la música de los pueblos originarios del norte argentino, con los ritmos electrónicos. Tataranieta del cacique guaraní Guayraré, se dedicó a investigar y difundir los cantos en lenguas originarias de las comunidades qom (toba) y guaraní de Argentina. Su voz se nutre del canto de las mujeres indígenas y abreva también en la técnica lírica. Dentro del folclore nacional ha desarrollado un estilo único que combina el pasado y el presente de manera armónica, acompañada de sus instrumentos: el charango, el cuatro venezolano y el bombo legüero.

Participó activamente en la mesa “X Más Músicas Mujeres en Vivo” que impulsó y logró la sanción de la Ley de Cupo Femenino y Acceso de Artistas Mujeres a Eventos Musicales.

Una nueva etapa

Ocho años pasaron desde el inicio de esta construcción colectiva que es el INAMU. Nacido por la llamada Ley Nacional de la Música (parte 1), que fue promovida por el trabajo de más de 6 años realizado por el Movimiento de Músicos Convocados, este organismo de fomento específico a la música logró instalar un modelo que promueve la producción, difusión y circulación de los diversos estilos musicales. Con un carácter profundamente federal, que se observa en la distribución de las herramientas de fomento (con un 90% repartido igualitariamente en las 6 regiones culturales), en el éxito del programa Unísono, actividades de Formación Integral por todo el país, edición de publicaciones gratuitas, la conformación de Circuitos de Música en Vivo y acciones de Fomento Internacional, entre otros, el INAMU logró que grupos y solistas de todas las provincias pudieran desarrollar sus proyectos. Todo esto con el protagonismo de las asociaciones de músicos de todas las regiones, de las organizaciones nacionales y un trabajo de articulación con la Asamblea Federal (conformada por los organismos de cultura de las 24 jurisdicciones del país) y el Ministerio de Cultura de la Nación.

Si bien estas acciones marcan la conquista de derechos por parte de artistas musicales que se organizaron, generando un antes y un después en la producción musical argentina, aún queda mucho por hacer. Por esa razón, y ante los nuevos desafíos y necesidades que tiene la actividad, el nuevo Directorio invita a todos los músicos, músicas y músicxs de nuestro país a seguir participando activamente en la construcción de este organismo que les pertenece e incluye.

FUENTE: Instituto Nacional de la Música

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: