Homenaje en el Cerro Colorado a Atahualpa Yupanqui

Del 21 al 28 de Mayo, en el paraje Agua Escondida del Cerro Colorado, se llevaron adelante acciones, recitados y conciertos sobre la obra del gran cantor y poeta argentino y reflexionar acerca de su visión de la vida y el arte.

Con el apoyo del Gobierno de Córdoba y la Agencia Córdoba Cultura, la Fundación Atahualpa Yupanqui presidida por su hijo Roberto Chavero, conmemoró los 30 años de la muerte de Atahualpa Yupanqui.

Las celebraciones se iniciaron el sábado 21, y durante la semana pasaron artistas como Daniel Ferreyra, guitarrista de Junín; Ricardo Carranza, cantora de Villa María de Río Seco y Alberto Muñoz, gran intérprete profundo conocedor de la obra de Atahualpa. Además, actuaron los cuerpos de baile: Abuelos de Traslasierra y Tiempo de danza provenientes de Jesús María.  Luego se sumó Eloísa Di Giacomo donde se interpretaron algunas canciones, lecturas de textos y reflexiones sobre ellos.

El homenaje continuó el sábado 28 con la presentación de Suna Rocha, Mery Murúa, el Trío Sachero, Hernán Terán, el Dúo Kolla Chavero y Elo Di Giacomo. En tanto, el domingo 29 se presentaron Mandy Le Rouge, Paola Bernal, el Dúo Kolla Chavero y Elo Di Giacomo, Alberto Muñoz y Daniel Ferreyra.

En diálogo con diario La Voz, Chavero precisa “Es una oportunidad para reforzar lo que venimos haciendo: difundir su obra. Sus canciones, sus narraciones, sus poemas… Para darle mayor visibilidad a una obra que es uno de los patrimonios culturales fundamentales de nuestro país reconocido en el mundo”.

“Me gusta decir que la obra de mi padre es como un pan que está ahí y que nuestra obligación es repartírselo a todos. Eso es lo que este aniversario representa para mí y para quienes me acompañan”, completa Roberto Chavero.

Atahualpa Yupanqui nació el 31 de enero de 1908 en Pergamino, en el norte de la provincia de Buenos Aires, y murió el 23 de mayo de 1992, en Nimes, Francia a los 86 años de vida.

Dejó un legado en canciones, poemas narraciones y reflexiones, una extensa obra poético -musical de gran belleza, profundidad y universalidad que constituye uno de los patrimonios más importantes de nuestra cultura. Sus cenizas fueron esparcidas en la comuna de Cerro Colorado, donde está la casa Museo Atahualpa Yupanqui.

FUENTE: Agencia Córdoba Cultura

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: